miércoles, 22 de junio de 2011

El instante del ahora

Ahora, sencillamente ahora, dentro de un hoy difuso y casi siempre efímero. Ahora es mi todo que dura un segundo, un instante y que todo lo invade. No necesito nada más para sentir que vivo, tan sólo el ahora de mi corazon latiendo y el extenso vacio para colocar a mi antojo cuanto me plazca.
Pero todo es pasajero, porque mi ahora permanece lo que perdura un beso, lo que tarda en transcurrir un parpadeo, el tiempo que el sonido es capaz de atrapar un te quiero o lo que dura el roce de tu piel contra la mía.

Y si me preguntas ..."¿Y nada más?" no lo hagas con tristezas, hazlo con alivio. Yo tan sólo podre sonreirte y decirte que nada más, que no existe nada más, que no hay nada eterno que no sea inmutable y que no dejaré herencias sembradas en el mañana para tu gozo y mi sosiego. Porque mi ahora es egoistamente mio y quizás te lo regale lleno de risas y felicidad envuelto en un halo de perfección o de maravillosas tempestades, pero mi ayer es simplemente un espejismo de lo vivido que ya no existe más allá de las cicatrices y mi mañana ni siquiera es mio. Deja que el mañana se convierta en el ahora para volver a llenar el vacío que le pertenece.

Lléname un cajón de cuanto plazcas, de tus risas y mis llantos, de tus ideas y mis proyectos, de tus manos y mis caricias, de cuerpo y de mis senos, de tus errores y mis desventuras. Llénalo de colores y de blancos y negros, de aromas, fragancias, fantasía y realidades, de tropiezos, de huidas, de soledades en compañían o de viajes en soledad. Llena el cajón para deleitarnos del ahora y sentir que ese momento lo llena todo. Pero cuando ese instante se vuelva ayer, sella ese cajón y no lo guardes, ni te aferres, ni sientas la pérdida como algo robado. Tíralo al mar por si alguien lo encuentra, deja que siga su propio camino y juega conmigo a llenar cada día cajones vacios donde todo nos cabe. No tengo mas regalo que mi ahora, mi eterno y perdudable ahora.

1 comentario:

  1. Hola Virginia,como siempre es un placer pasar por tu casa.....me quedo con: lléname un cajón de cuanto plazcas....pero cuando ese instante se vuelva ayer tiralo al mar por si alguien lo encuentra.

    Un abrazo!
    Isabel

    ResponderEliminar