viernes, 10 de junio de 2011

Ciclos

Se avecina la noche, cada vez más tardía, cada ves con más protocolo y  desazón. Salgo a pasear por calles estrechas, apenas iluminadas en las horas donde ni las farolas saben si salir de sus guaridas o quedarse rezagadas. Y hoy no me apetece sonreír, ni escuchar mi risa anclada en mis sienes, prefiero el latir de mi corazón, mi pausada respiración, el espejo mismo de mi yo cuando decido abrir mis oídos y escucharme.

Por más que pudiera parecer, adoro esta mirada hacia mi interior, este viaje que me obliga a abrir heridas, a recordar lo sencillo que puede ser encontrar trozos de felicidad. Y es cierto que hecho de menos manos que ayude, y acaricien mis sueños, es cierto que nada consuela los momentos de inquietud...pero forman parte del ciclo.

Ciclos que se cierran y dejan huellas profunda, dejan lecciones en el cajón para futuras tormentas, pesadas piedras que habrá que cargar por el camino pero que conformarán una parte más de mi ser. Hoy mira adelante con los ojos cristalinos de emociones, con las manos mas cansadas de luchar y las piernas más fuerte para hacer el camino.

Hoy es un día hermoso, lleno de todo y de todos.

"Os voy a dejar una canción que me encanta...intentad cerrar los ojos, y sacar la mejor parte de la musica y la letras"

1 comentario:

  1. Hola Virginia,que bonito lo que has ecrito, en especial cuando dices.....hoy me apetece sonreír.....adoro esta mirada hacia mi interior.

    Un abrazo!
    Isabel.

    ResponderEliminar