miércoles, 4 de mayo de 2011

Personitas

Salgo a la calle y sonrío, no es un leve sonrisa, sonrío con fuerzas, llenándome del día. El viento roza mi piel y lo alborota, me cosquiella la cara al contacto con mi cabello y vuelvo a sonreír con mas fuerzas. El sol me acaricia y saca a relucir las huellas de tu piel.

Me agrada viajar de vuelta llevando en mi mente una madeja de olas, saltando de un pensamiento a otro sin forma definida, se vuelve a enredar esta maravillosa madeja en miles de vaivenes y río a carcajadas en mi propia soledad.

Por un momento necesito dar las gracias, simplemente por abrir los ojos y coger cada día con más fuerzas, por sentir que realizo el ejercicio de vivir en compañía. Sé que pasarán mas horas, más días, más años....pero algo quedara  en cada rincón, algo que nunca podré explicar, pero que tal vez se herede a generaciones venideras. En algún sitio quedarán mis sonrisas, mis apretones de cuerpo contra cuerpo, mis arrebatos de locura, mi pequeña lucha que a veces contagio y a veces me es contagiada, mis frases personalizadas que os regalo. En algún lugar alguien guardara un leve roce de mano deseando detener un instante, un ínfimo guiño en mitad de un tormenta, mis voces incontroladas cuando soy feliz o mis susurros a escasos centímetros de otra piel tan mía.

Algún día os llevaré conmigo y nadie podrá regresar de ese viaje,  porque todo lo que me rodea, incluido cada uno de vosotros sois tan mios como mi propio respirar y cuando todo termine, os faltara un parte que os habré robado, os quedareis con algo mio que seguirá perviviendo.

Me enseñáis a respirar, a caminar, a luchar, me acompañaís y me dejáis sola en el camino para recordarme que nada es fácil. Me dais alas y me echáis a volar, me atáis a cada uno de vosotros, me encarceláis, me oprimís, me provocais risas y llanto, sufro con vosotros y me alegran vuestras dichas, me agotais y me dais vida, me reflejo en vosotros y rechazo partes de vuestro ser, os amo y os odio a partes indistintas, os siento cerca y os necesito lejos, estais lejos y vivís conmigo.

Algún días cuando os lleve conmigo y no podais regresar, os dareís cuenta de como ha sido mi caminar.

"A todas aquellas cosas y personitas que pasan por mi vida aunque sea de puntillas, hay veces que un minímo gesto transforma mi mundo"

1 comentario:

  1. ¿Cuantas veces no te has quedado embobada mirando tu mundo Vir?
    Este año para Reyes me quisiera pedir una parte de esas gafas con las que nos miras a todos y un poquito de la felicidad que derramas.

    Gracias por abrirnos esta pueerta

    Besitos Maria

    ResponderEliminar