jueves, 20 de enero de 2011

Plazas y Recuerdos

Hoy el calor del sol, de éste sol de invierno que tanto me gusta, me trajo recuerdos, esbocé sonrisas sentada en una plaza cualqueira de mi pueblo, mirando al cielo, oyendo niños jugar y me repetí una y otra vez: ¡QUÉ FELIZ HE SIDO YO EN ESTOS RINCONES! ¡CÚANTO DE MÍ NO GUARDAN EsTAS CALLES!.

Recordé lo dejado en el camino, lo que encontré tras cada piedra, traje a mi mente a los que se fueron, a los que ya no pisan mis mismo barro y a los que ahora me acompañan en mis aventuras.
Cogí una libreta y una pluma y saqué estas palabras.

"¡Qué fueron de aquellas tardes perdidas en compañia!
¡Qué fueron de los eternos paseos hasta que nos encontraba el alba!
¡Que fueron de mis sonrisas y mis llantos agarrada a tu mano!

Empezamos a perder a quellos niños
aquellas miradas inocentes que nos descubrian el mundo.
Yo lucho en vano por crear otra aventura que nos haga libres.

Dónde habran quedado las noches en la plaza
mientras llorabas un amor imposible
Dónde pusimos las madrugadas abrazados
mientras el tiempo corria a nuestro favor.

Olvidamos ya que nos quisimos sin prisas,
las canciones que aprendí a tocar contigo,
las palabras hermosas que me hacías repetir.

Dónde dejamos la sencilla mirada cristalina
que prometimos no olvidar,
aquel verano tranquilo esperando la caida de la tarde.

¡Cúantos días han pasando desde aquella felicidad compartida!

Quizás ahora busques el mismo cielo que yo para traer mi recuerdo
quizás ahora rias temeroso de encontrarme,
quizás, tan sólo quizás, sigas descubriendome en un rincón"

No hay comentarios:

Publicar un comentario