jueves, 27 de enero de 2011

Manifiesto de Guerra

Voy a atacar  paises con las manos blancas, matando de un disparo cualqueir odio, haciendos una guerra de AYUDA y APOYO, porque una vez perdido todo, nos queda la palabra.
Vamos a bombardearnos con el arma más mortífera: NUESTRA PAZ, gritar lo más alto posible VIDA. Vamos a esclavizar regiones con las cadenas mas duras que existen, las cadenas del AMOR, acompáñame en este viaje.

Quiero fijar mi obejtivo de guerra en la ESPERANZA y utilizar cazabombarderos para espacir entre los hombres ILUSION.
Ven conmigo a comenter el mayor de los atentados, aquel que cambien nuestra existencia, el atentado de AMAR.

Hoy me dirijo a todo aquel que me crucé en el camino,  que he decido invadirles y robarles su AMISTAD y que para ser una tirana de la VERDAD, decidí implantar una dictura de COMPRESION y RESPETO, de CARIÑO y TERNURA... de SOLIDARIDAD.

Si me acompañas en esta batalla, advierto que muchos morirán por esta causa, la causa de la ALEGRIA y que romperé con la espada del DIALOGO cualqueir pensamiento atacante contra la LIBERTAD.

Hoy comenzaré una guerra contra la humanidad, una guerra que atacará CORAZONES para clavarles a fuego las palabras HUMANIDAD, UNION, AMOR Y PAZ.

Voy a salir a la calle con las MANOS BLANCAS y MI PALABRA.

martes, 25 de enero de 2011

El Beso

Adoro la humedad de tu oquedad, ese espacio infinito en  el que podrían resbalar todos mis deseos y podría derramar todo mi ser. Oquedad que me enloquece de placeres impensados y aun por descubrir, que imagino lasciva recorriendo distancias igualmente húmedas y que me hacen estallar en dulces agonías.

Siento mi agitación ante la tranquilidad de tus labios que me exploran y me prueban, que me desnudan y que hacen de mi cuerpo agua densa que fluye.

Avecino tu carnosidad y excitas cada poro de mi piel, me observas probándome como un niño, abriendo en cada gesto mi boca sedienta de ti, buscando el encuentro con mi lengua que se antoja imposible concebir, pero que tú concibes y exploras.

Cierro mis ojos en un parpadeo que cae lento, rendido a la evidencia de dejar de ser para sentir, para ser el todo de la nada del instante. Y siento fluir mi sangre más deprisa en cada roce, abrirse mis sentidos concentrados en tu espacio, un minúsculo espacio que detiene las nociones del diario.

Ahora sólo existe este momento, la humedad de tu oquedad y la rendición de mi cuerpo, ahora se condensa el aire y busco inútiles salidas a tu piel. Me encanta ese momento de darme por vencida y dejarme hacer a tu evidencia, experimentar en tus labios la evocación de lo prohibido y comprobar cómo mi cuerpo cambia a tu antojo.

Adoro tu húmeda boca postrada en mis labios.

jueves, 20 de enero de 2011

Plazas y Recuerdos

Hoy el calor del sol, de éste sol de invierno que tanto me gusta, me trajo recuerdos, esbocé sonrisas sentada en una plaza cualqueira de mi pueblo, mirando al cielo, oyendo niños jugar y me repetí una y otra vez: ¡QUÉ FELIZ HE SIDO YO EN ESTOS RINCONES! ¡CÚANTO DE MÍ NO GUARDAN EsTAS CALLES!.

Recordé lo dejado en el camino, lo que encontré tras cada piedra, traje a mi mente a los que se fueron, a los que ya no pisan mis mismo barro y a los que ahora me acompañan en mis aventuras.
Cogí una libreta y una pluma y saqué estas palabras.

"¡Qué fueron de aquellas tardes perdidas en compañia!
¡Qué fueron de los eternos paseos hasta que nos encontraba el alba!
¡Que fueron de mis sonrisas y mis llantos agarrada a tu mano!

Empezamos a perder a quellos niños
aquellas miradas inocentes que nos descubrian el mundo.
Yo lucho en vano por crear otra aventura que nos haga libres.

Dónde habran quedado las noches en la plaza
mientras llorabas un amor imposible
Dónde pusimos las madrugadas abrazados
mientras el tiempo corria a nuestro favor.

Olvidamos ya que nos quisimos sin prisas,
las canciones que aprendí a tocar contigo,
las palabras hermosas que me hacías repetir.

Dónde dejamos la sencilla mirada cristalina
que prometimos no olvidar,
aquel verano tranquilo esperando la caida de la tarde.

¡Cúantos días han pasando desde aquella felicidad compartida!

Quizás ahora busques el mismo cielo que yo para traer mi recuerdo
quizás ahora rias temeroso de encontrarme,
quizás, tan sólo quizás, sigas descubriendome en un rincón"

Equipaje de mano

Vas prerarando tu vida si mirar alrededor,
sin darte cuenta de la sonrisa temprana que te dedican,
del roce lento de una mano contra tu piel fria,
del latir de un corazon cuando hablas de vida.

Vas preparando tu vida, casi sin respirar,
sin respirar el aroma de unos labios
que buscan deseosos tu besar,
sin respirar una noche entera
entre mis brazos de mujer.

Vas preparando tu vida sin pensar en los demás,
sin contar con caminos cercanos
que luchan a diario para romper tus muros,
sin contar conmigo que soy algo más que nada.

Vas preparando tu vida, casi ciego,
sin escucharte a tí mismo
que fuiste refugio de tantos,
sin oir bellas canciones que hablan de ti,
que tú mismo compusistes para otros,
sin mirar tu corazón que no reconoces tuyo.

Vas preparando y preparando
y en un olvido cualquiera
te olvidastes de sentir,
te olvidastes de sentir,
...te olvidaste de vivir.

miércoles, 19 de enero de 2011

El Camino del Encuentro

Veo en ti mil motivos para que te dejes amar, cientos de historias que sé que me conmoverán cuando las cuentes. Veo en tí lugares profundos que te hacen especial en medio de esta nada que llamamos Mundo y que a me es indiferente sino estás en ella.

Si por un momento tuviera el don de obsequiarte con algo, sin duda te daría mi alma. Con ella sentirías mi latir, mi pesar, mis ganas de vivir que te regalo...pero sobre todo, con ella observarías las bellas edificaciones que sólo tú construistes y que nunca miraste con detenimiento.

Verías que mi alma busca tu voz para encontrar mi paz, para encontrar el desconsuelo que también nace en tí como punto de inflexión del que tomo impulso para seguir luchando por ti.
Verías que te queiro por cien motivos a cúal mas hermoso, verías que me sorprende tu condición humana, tu rebelde nobleza que tintas con dulzura, tu condición de niño que nunca perdiste.

Verías como crujen mis huesos cada vez que me abrazas, como acelera mi pulso tu sonrisa, como encuentro la paz cuando tomo tu mano y el temblor de tus adentros cesa un instante.

Si tuvieras por un segundo mi alma en tu manos verías que en cada resquicio hay una señal de tu existencia que tú grabastes con dedicación, hay una lección que en algún momento me diste y que guarde entre cosas importantes. Verías como aposté por ti casi a ciegas, cuando contaba las horas de tus presencias y no hayaba una cuenta exacta para explicarte el milagro.

Si tuvieras mi alma un sólo instante, quizás sería feliz y no hallaría en tí un cristalino de tristeza...pero si tuvieras mi alma por un instante, todo lo descubierto quedaría borrado, y tan sólo añorarías el sentimiento que produjo mi alma cuando era tuya, todo sería una farsa.

Por eso hoy no te regalaré mi alma, te regalaré el dolor y la rabia de abrir la tuya, de observar las hermosas creaciones que hicistes en los que te rodean.

No solo bondad vi en ti, sino fuerzas encontradas que luchaban en un cuerpo, que ahora temo romper en estas lineas.  Vi tú alegria mientras te llenabas de trsiteza, vi amor cuando juraste haberlo perdido, vi tu paz cuando en ti se desataban las peores de tus guerras, vi tesón cuando decias que no había objetivos que alcanzar, vi dulzura cuando tus labios ya sabian amargo, vi un lugar seguro cuando tu piel sudaba miedo....te vi, simplemente te vi.

Te vi y te encontré y me atormenta no recordar el camino de regreso.

Si hoy tuviera el don de regalarte algo, no sería mi alma, sino el camino del encuentro contigo mismo.

El Encuentro

Hoy quiero darle un nuevo giro a este espacio. Quiero comunicarme de una manera distinta, plasmar pensamiento, ideas, sentimientos, proyectos en los que algunos/as de los/as que paseies por aqui tengais un hueco.
Queiro dejaros partes de mi que no puedo compartir a diario, que comparto a escondidas o en silencio porque no os tengo cerca o porque soy incapaz de expresar.

"Rescato cadáveres podridos de la soledad
y tú tan lejos de ayer
y yo tan cerca de olvidarte.

Repaso lineas inconexas
flores marchitas entre palabras mustias
partes de tí que robé
y que sólo a mi pertenecen.

Amanece un nuevo día,
con las ganas inmensas de luchar contra mi ser.
Anuncia el vernao el juego del olvido
las llamas frías de tu piel caliente.

Yo rescato cadáveres podridos
y sigo preguntando donde estás"